Necrópolis Paleocristiana

Necrópolis Paleocristiana de Tarragona
Necrópolis Paleocristiana

Necrópolis Paleocristiana

La Necrópolis Paleocristiana está situada en la Avda. Ramón y Cajal 84 de Tarragona, también llamado cementerio paliocristiano se encuentra justo delante del centro comercial Eroski justo al lado del rio Francolí poco antes de sus desembocadura.

Las creencias, los rituales, las ceremonias y las costumbres en relación con la muerte en época romana son los temas desarrollados en el nuevo proyecto que se está realizando en el conjunto de la Necrópolis Paleocristiana. Actualmente puede verse un resumen de este proyecto en la exposición “El mundo de la muerte en Tárraco.
Síntesis prefigurativa del Museo y Necrópolis Paleocristianos de Tarragona”.

Alrededor de una de las vías de salida de la ciudad, a partir de mediados del siglo III, un cementerio creció considerablemente desde que enterraron los restos de San Fructuoso. Los restos en ella encontrados datan desde el siglo III d. C. hasta el siglo V. En 1923, al construirse la fábrica de tabaco, se encontraron más de 2.000 entierros y se adecuó para poderse visitar.

Este recinto es uno de los más importantes del Mediterráneo occidental por el elevado número de enterramientos que se han encontrado. El tipo de sepulcro es muy variado, desde simples hasta mausoleos.

Las excavaciones arqueológicas desarrolladas entre 1923 y 1933 propiciaron el hallazgo de un importantísimo núcleo cementerial paleocristiano que, dada su significación, fue conservada parcialmente in situ, construyéndose asimismo un museo monográfico, donde se exponen los materiales más representativos del primer cristianismo en Tárraco: ajuares funerarios, mosaicos sepulcrales, lápidas, sarcófagos esculturados, etc.

Posteriormente, en terrenos cercanos al Parc Rafael Puig i Valls, al Parc Central y a las calles Pere Martell y Prat de la Riba, se han encontrado algunos centenares de tumbas más.


Más información:

977 211 175
www.mnat.cat


Como llegar desde la estación de tren de Tarragona, Plaza de la Pedrera, a la Necrópolis Paleocristiana


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*